Senda costera cicloturista (BTT) y Peatonal

Código Internacional E-9.

Tramo: Bustio- Llanes– Celorio – Playa de San Antolín
Inicio: Bustio Fin: Playa de San Antolín (Naves)
Dificultad: tramo Bustio –Pendueles: Media
Tramo: Pendueles – Llanes: Baja
Tramo: Llanes – Celorio: Baja
Tramo: Celorio – Playa de San Antolín: Baja

Duración: la senda puede realizarse en recorridos cortos ya que tiene varios accesos a lo largo de todo su recorrido.

Descripción de la senda

El trazado comienza en el Parque de la Remansona (Bustio), y continúa, una vez cruzada la N-634 por un paso interior existente, por pista de zahorra de 3’50 m de ancho, recorriendo los barrios de la Texera y Salcea, en una longitud de 1.500 m, hasta enlazar con un camino real que llevará a Pimiango. La señalización, colocada cada 1.000 metros la kilométrica, y en cruces y desviaciones la direccional, acompañará en todo el trazado para evitar dudas a los usuarios.
Como sitio de interés es de destacar la existencia del Puerto Pesquero de Bustio en las inmediaciones del comienzo de la senda, si seguimos la carretera aglomerada una vez cruzada la N-634.

Desde ese punto de intersección, tendremos la posibilidad de conocer las Ruinas del Monasterio Tina y la Ermita de San Emeterio. Para ello tomaremos el camino de zahorra existente que cruza la Ería Nueva, y tras atravesar en bajada el eucaliptal de la zona de Tina, desembocaremos en las ruinas del Monasterio de Tina, antigua construcción que conserva en sus muros (ver cartel informativo).
Desde ahí cruzaremos el reguero de Bartolo, a través de una pasarela en madera laminada tratada, y continuando la senda, bordearemos el Monte las Gurizas, para desembocar a la carretera del Faro de San Emeterio, desde donde podrán llegar a la Ermita de San Emeterio y al área recreativa de El Pindal, para conocer las Cuevas prehistóricas del Pindal y disfrutar de unas panorámicas muy bellas de la Ensenada Moral.
Incorporados a la carretera de El Faro de San Emeterio, llegaremos al Mirador del Picu de Pimiango, desde donde la Senda nos llevará directamente al núcleo de Pimiango desde donde tendremos unas vistas maravillosas a la izquierda (valle prelitoral a los pies del Cuera y de fondo los Picos de Europa), y a la derecha (rasa costera y el horizonte marino).

Salimos de Pimiango por la carretera local RD-1, cruzando sobre la vía de FEVE (Oviedo – Santander). Seguimos camino, hasta cruzar la N-634, tras lo cual giraremos a la derecha. Continuamos por camino asfaltado y pasamos por delante de la Capilla de El Cristo, para luego girar a la izquierda por la RD-3. Por ella continuaremos hasta su conclusión, pasando por delante del camping El Mirador del Llavendes. Es entonces cuando pasamos a un camino que, cruzando por delante de las cuadras L’ Aixu, y atravesando los parajes de Serra y Tejavana, nos lleva a una carretera asfaltada que desemboca en La Franca.

Antes de llegar a la N-634 y sin cruzarla, nos incorporaremos al camino que va a Tresgrandas, para recorrer en ella unos 1.500 m., y abandonarla cuando encontremos un camino de zahorra que nos lleva a una zona conocida como La Peña.
Tras cruzar el río Cabra (por un puente que es monumento histórico y coincidente con la Ruta del Camino de Santiago), tomamos el camino que sube a la Sierra Plana de la Borbolla, hasta la carretera local LLN-4, donde giraremos a la derecha para llegar a Buelna, atravesando los lugares del Tobiu y Llavadero.
Una vez en Buelna, tras recorrer sus calles en dirección a la costa, y una vez cruzada nuevamente la línea de FEVE, encontraremos la Senda en zahorra bien diferenciada que nos dirigirá a Pendueles.
Una vez en Pendueles habremos recorrido un total de 21.600 m de senda Costera.
Entrando en el pueblo de Pendueles desde la N-634 nos encontramos con la iglesia de San Acisclo, que luce una bonita portada gótica, y que nos sirve de referencia para comenzar, 100 metros después, el nuevo trayecto costero que tiene entre 2.50 y 3.00 metros de ancho y que enlaza a su vez con la ya existente AS/GR19 procedente de Bustio.
Dejamos atrás el poblado y la senda continúa entre verdes pastos ganaderos, hasta llegar a las proximidades de la playa de Vidiago, zona arbolada que cuenta con un área de descanso al cual se accede una vez pasada la pasarela sobre “Riega Novales”.

La conocida como “rasa asturiana” es el terreno que permite que este trayecto se desarrolle sin apenas desniveles y con gran facilidad, dando vistas a hermosos acantilados, poco después de abandonar la zona de la playa. A continuación, la senda serpentea por el interior, acercándose sin llegar a entrar en el pueblo de Vidiago. El Cementerio de Vidiago será el último contacto con esta aldea.
Un kilómetro de marcha más adelante nos encontramos con uno de los efectos más maravillosos que ofrece la naturaleza en el litoral. Los “bufones” son surtidores de agua marina expulsada a presión a través de orificios creados en la roca por la acción kárstica de la caliza. En momentos de temporal se contempla un verdadero espectáculo desde nuestro paseo en los bufones de Arenillas.
Antes de llegar al siguiente poblado la senda atraviesa el río Purón a 350 metros de su desembocadura, por la zona conocida como “Los Puentucos” o “El Viveru”. 2 kilómetros adelante entramos en el pueblo de Andrín por el barrio de Cabragío. La construcción popular, la torre medieval (S.XI) y la playa son los puntos más interesantes de este bonito pueblo.

El trazado entre Andrín y Llanes se desarrolla ladeando la sierra litoral de La Cuesta, en cuya parte superior se ubica un excelente campo de golf y el mirador de La Boriza, al cual se puede acceder desde la siguiente área recreativa que nos encontramos. Este mirador da vista a las famosas playas de Ballota y Andrín, así como a gran parte de la rasa costera en la que se encuentra la villa de Llanes, capital del concejo. Al sur avistamos la Sierra del Cuera, que alcanza los 1.315 m. en su punto más alto, El Pico Turbina y que a modo de muralla natural separa el litoral de los Picos de Europa.
Desde este área cabe la alternativa de acceder a Llanes por la carretera LLN-2, pasando por el pueblo de Cue. La senda, no obstante, continúa por la ladera de la rasa hasta pasar al lado de la capilla de El Cristo, para entrar finalmente en Llanes por La Portilla. Desde aquí alcanzamos la carretera LLN-2, que nos lleva a la playa de Toró.
El total recorrido hasta Llanes son 36.115 m.

Aquí comienza la senda denominada de Toró que continúa hasta la playa de Puertu Chicu para enlazar con el Paseo de San Antón, bordeando el puerto pesquero.
Si proseguimos hacia la Playa del Sablón, llegamos al Paseo de San Pedro, un paseo de césped natural, que bordeando acantilados permite disfrutar de una magnífica panorámica de la villa, la costa llanisca y la Sierra del Cuera hacia el Sur. Desde aquí se inicia el tramo de senda que va hasta Celorio, tomando la dirección oeste del paseo hasta el final del mismo. Allí veremos que la senda pierde esa orientación, por lo que debemos salirnos de la misma por un enlace a la izquierda, que nos llevará pasando por el barrio de Las Malvinas a la carretera que une la villa de Llanes con la localidad de Poo.
Seguimos por la acera que une las dos localidades para una vez atravesado el pueblo de Poo y llegado a la entrada del camping, seguir el camino a la derecha que nos meterá de lleno en la Ría de Poo, por la vertiente izquierda en dirección al mar.

Serpenteando por la senda, contemplamos la hermosa playa y su singular desembocadura, así como los peculiares islotes y la isla de la Almenada, zona toda ella de gran valor paisajístico junto con la vecina playa de San Martín. Seguimos por la senda que ahora pasa por encima de esta última playa, y muy cerca del mar, pasaremos por las ruinas de una antigua ermita. Desde este lugar y dependiendo del estado de la marea, contemplamos una paradisíaca y amplia playa o bien un paraje de islas. De cualquier manera, cabe reseñar que es una zona muy apreciada para los aficionados al surf.

Desde aquí el camino atraviesa unas praderías que nos acercarán a la localidad de Celorio, donde podemos admirar el Monasterio de San Salvador, con torre románica y las hermosas playas de Palombina, Las Cámaras y Borizo.
El total del recorrido desde Llanes será aproximadamente de 5.000 m.
El recorrido total de la senda desde Bustio a Celorio es aproximadamente de 41.500 m.
El recorrido entre Celorio y la playa de San Antolín (Naves) comienza en la plaza del Monasterio de San Salvador, desde donde tomamos la dirección oeste, bordeando la playa de Las Cámaras para enlazar seguidamente con la playa de Palombina y luego coger la carretera LLN-9 que va a la localidad de Barro. A lo largo de éste tramo semi urbano podemos admirar la gran belleza de las Playas de Borizu, La Tayada y Troenzo.

Una vez en Barro la senda discurre también por la carretera local y a espaldas de la playa de Sorraos. El desvío hacia ésta, nos servirá como referencia para después de caminar unos 150 metros, llegar al cruce del pueblo. Desde aquí, caminamos unos 50 metros en dirección sur, por la carretera LLN-10 que va a Balmori y al iniciar la cuesta que encontramos a la izquierda, tomamos el sendero que nos llevará hasta la parte alta. A continuación, la senda atraviesa la carretera y retoma la dirección oeste, para llegar al macizo de “La Llera” (sobre elevación de calizas existente en la rasa costera, que se extiende entre los pueblos de Barro, Balmori, Quintana, Bricia y Niembro. En éste gran “islote” calcáreo, existen multitud de cuevas o cavernas, en las que en muchas de ellas se escriben las primeras páginas del poblamiento humano en la Cornisa Cantábrica. También es una zona singular por la abundancia de encinas, así como de otros árboles).

Ahora la ruta discurre por la zona alta de la Bahía de Niembro, de gran belleza, para luego descender a la carretera local LLN-11 un poco antes de la iglesia neoclásica de Nuestra Señora de los Dolores (S. XIX), destacamos aquí la magnífica panorámica que ofrece el conjunto que forma la iglesia y cementerio sobre la ensenada de Barro y Niembro. Seguimos por la carretera y tras cruzar el pequeño puente desde donde podemos contemplar un molino al fondo, continuamos el recorrido bordeando la Capilla del Santín y retomamos la senda hasta cruzar la carretera, desde aquí podemos acceder al área recreativa de Niembro. Tras una leve ascensión entre las casas del pueblo, llegamos a la carretera que va a las playas de Toranda y Torimbia. Aquí, haremos un alto en el camino, para poder disfrutar del “balcón” a la Costa Cantábrica más impresionante de todo el concejo de Llanes.
Una vez repuestos del disfrute del lugar, seguimos subiendo hasta llegar al Llano de Torimbia. La senda discurre ahora por la parte alta de la Sierra Plana de Niembro. Continuamos dirección oeste y después de caminar unos 1.000 m. aproximadamente llegamos a la playa de San Antolín (el mayor de los arenales del concejo). Antes de comenzar a bajar de la sierra, podemos contemplar la desembocadura del río Bedón y el Monasterio románico de San Antolín de Bedón del S. XII.

El total recorrido será aproximadamente de 8.000 m.

El recorrido total de la senda costera desde Bustio a San Antolín es de aproximadamente 49.500 m.

Etiquetas:

Redes Sociales

Apartamentos Llanes Los Picos en las redes Sociales

Ningún comentario todavía.

Escribe aquí tu comentario